SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 12 de mayo de 2016


                                        EL HUERTO ESCOLAR
 
 En los centros escolares, los huertos tienen ya historia. En los años 1970-80 existían diferentes experiencias de huertos escolares, preocupadas mayoritariamente por la pérdida de contacto del alumnado con la producción de alimentos. Yo aún recuerdo a mi maestro, D. Jesús, en el patio del colegio, donde en pequeñas parcelas realizábamos nuestros primeros huertos... Se planteaban como proyectos de conexión con el mundo rural, que se iba reduciendo drásticamente, y con los ciclos biológicos de las plantas.




De hecho, un huerto dentro de un centro escolar es un ambiente privilegiado para trabajar con procesos ecológicos, fuertemente intervenido por las actuaciones de los grupos, escenario de relaciones ecológicas múltiples, sobretodo si se introducen las asociaciones entre plantas y otros planteamientos de la agricultura ecológica. El huerto escolar es una puerta privilegiada para que entre la ecología en la escuela y de alguna manera en nuestras casas.

   Permite observar por parte de nuestros niños, el desarrollo de los ciclos naturales, pero también experimentar con diversas posibilidades. Ello se debe aprovechar para plantearse cómo planificar, cómo tomar decisiones sobre lo que se hará, cómo compartir lo que se aprende, expresar lo que se espera y organizar los pasos a seguir. Es decir, permite entrar de lleno en el terreno de la comunicación, el lenguaje y el trabajo cooperativo. El arte, el apoyo informático, el relato o el lenguaje científico pueden desarrollarse a través del proyecto del huerto. Además, es el escenario perfecto para una tecnología artesanal significativa, para introducir el trabajo manual en una educación demasiadas veces teórica, son lecciones vivas, que jamás los niños olvidarán.

   El fruto del trabajo en el huerto nos conduce hacia fuera de su espacio. Hacia la cocina, como alimento para compartir en el comedor, puede ser el vehículo para trabajar la salud. Hacia las familias del centro educativo, fomenta los vínculos de la comunidad escolar; como por ejemplo con la organización de turnos de trabajo semanales para el mantenimiento del huerto en verano. 
Y tantos caminos hay hacia fuera como hacia el huerto.
Además de la ecología y la tecnología, con estos flujos de entrada y salida, el huerto escolar ecológico permite conexiones sociales. Las semillas pueden llegar con historias de esfuerzos colectivos de recuperación, en una coyuntura de pérdida de biodiversidad cultivada. Se establece así el compromiso de un grupo o un centro con estas luchas. También llegan cursos de técnicas ecológicas abiertos al municipio, colectivos que realizan prácticas de jardinería, planes de ocupación laboral, visitas de otros grupos que tienen su propia experiencia o alumnado de secundaria que ha estudiado las leyendas locales agrícolas, la manera de utilizar plantas aromáticas o de guardar semillas, y se disponen a hacer formación para los cursos de primaria o educación infantil.

   El huerto escolar ecológico es un proyecto que puede desarrollar la educación infantil, con huertos de mesa o en el suelo, todos los cursos de la primaria o de secundaria, incluyendo por ejemplo los trabajos de investigación de bachillerato. Además acogen muy bien a estudiantes en prácticas, sean de módulos profesionales o cursos universitarios, relacionados habitualmente con la didáctica o con las ciencias ambientales. De manera que permite planteamientos a largo plazo.
Para ello, la coordinación y el trabajo en red del profesorado es imprescindible. Ello incluye formación, incorporación total o parcial de educadores/as agroambientales, organización interna en comisiones de trabajo, colaboración entre instituciones o diálogo con el sector campesino. De manera que todo debe reordenarse, incluyendo diversas relaciones laborales.
Esta complejidad de situaciones es la que llamamos agroecología escolar, la agroecología que hacen los centros escolares. Su objetivo es educativo más que productivo, y su importancia es evidente. Creo que hay que apoyar a la escuela en este esfuerzo, que se reconozcan como nuevas fincas agroecológicas; diferentes, pero imprescindibles. JOSE MARÍA.


OS INVITO AL PRÓXIMO MERCADILLO :

SABADO DIA 14 DE MAYO, PASEO REDING MALAGA 

DOMINGO DIA 15 DE ENERO: EN ARROYO DE LA MIEL
                   

 RECINTO FERIAL, AVENIDA DE ROCIO JURADO
         JUNTO SELWO MARINA DELFINARIUM





BOBALENECOLOGICO.ES
BOBALENECOLOGICO.BLOGSPOT.COM


Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line enondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     

lunes, 8 de febrero de 2016


                                             EL CULTIVO DEL AJO


   El ajo (Allium sativum L) hortaliza que pertenece a la familia de las Liláceas, es una planta bienal cuya floración se produce en el segundo año.

plantado "dientes" de ajos


   Al ajo le molestan las temperaturas altas en la etapa de formación de hojas, desarrollándose estas de forma negativa si superamos los 16º; por otro lado, paraliza su crecimiento por debajo de 0º C. Es por tanto una hortaliza adecuada para su cultivo en pleno invierno.

   Al igual que la cebolla, necesita el estímulo de los días largos para iniciar la formación del bulbo. Hasta que no se dan más de 11 horas de luz al día y las temperaturas medias no rondan los 18-20 º C no se inicia su formación.

   Por ello aquí en la zona de Pizarra, concretamente en Bobalén las fechas en las que se podría plantar los "dientes" y cuyo éxito, si tratamos al cultivo con cierto "cariño", a a ser satisfactorio va a ser desde final de octubre a enero, cuya condiciones climáticas van a ser las propicias.

Planfificación del cultivo y preparación de la tierra.
   - Es una planta rústica que no teme al frío aunque sí a las heladas muy intensas.
   - No tolera bien las tierras de cultivo muy húmedas y pesadas. (aparición de royas)
   - No requiere labores profundas, aunque sí una tierra fina en la parte superficial.
   - Es exigente en materia orgánica, pero le va muy mal la materia orgánica fresca.

Variedades.
   - Ajo blanco. de buena productividad y conservación. Suelen consumirse secos.
   - Ajo rosado. No se conservan bien, suelen consumirse tiernos.

                                                             Siembra de los ajos.
Distancia de plantas para facilitar labor y aireación
   El bulbo que forma tiene un número variable de dientes, que utilizaremos para plantar si queremos hacer ajo seco. Para hacer esta siembra la cabeza se desgrana y sin dañanr los brotes del ápice por donde brotarán las primeras hojas .

   La siembra se realiza durante el inicio del invierno, de octubre a enero, cuidado de no hacerlo nunca en una tierra embarrada por la lluvia.

   No es bueno retrasar la siembra más allá de enero primero de febrero, y así nos lo recuerda el refrán...." Cada día que pasa de enero, un ajo pierde el ajero". No obstante hay zonas muy fría en las que pueden prolongarse la siembra hasta principios de marzo.

   En los terrenos más secos colocaremos los dientes en el fondo del surco y en los húmedos, sobre el caballón o lomo. La profundidad de siembra será de 3-5 cm, siempre con la punta hacia arriba. Cada diente se coloca a unos 10 o 15 cm uno de otros, y cada fila de dientes se separan los suficiente para que nos entre la herramienta para poder quitar la mala hierba y además la distancia entre filas debe seer de unos 25 cm como mínimo para asegurar una aireación suficiente y evitar problemas de hongos, sobre todo royas y oidium(ceniza). La tradición en la zona de Bobalén es realizarlo en luna menguante o nueva.

   Si lo que queremos cultivar son ajos tiernos, plantaremos la cabeza entera, sin eliminar de ella las pieles protectoras de cada diente. Las podremos a un palmo de distancia unas de otras. Algunos agricultores plantan la cabeza dejándola a la vista, semienterrada, tapándola cuando han crecido algo  las primeras hojas, con un recalce o aporcado ligero. La recolección debe hacerse prematuramente, sin esperar a que se incie la formación del bulbo. Es más, un ajo tierno que haya iniciado la bulbificación habrá perdido calidad como tal.
Cabezas para plantación y recolección de ajos tiernos


 Pocos riegos.
   Suele darse un riego, si no hay tempero, antes de plantar. Plantaremos con tempero y sólo se volverá regar si la tierra se seca. Si la primavera es lluviosa, se comportará como un cultivo de secano hasta abril, fechas en la que debido a las mayores temperaturas será necesario dar un segundo riego, y tal vez otro en mayo.

Otros cuidados.
   El ajo es una hortaliza que  por la estructura de sus hojas no compite bien con las malas hierbas por la luz, por lo que es recomendable hacer desbroces o binados de manera que las líneas de cultivo permanezcan limpias de hierba durante todo el cultivo, es así como conseguiremos ajos de más calibres


Rotación                Buen precedente                         Mal precedente
                              cereal, patatas, judias               cebollas o puerros

Asociación             Buena compañía                         Mala compañía
                              lechugas, fresas y frutales         col, patatas y alcachofas.


    Aquí en la zona del Guadalhorce se inicia su recolección a principios de junio, cuando sus hojas aún no estan del todo secas, para proceder a su "trenzado".









                                               EL ABRAZO


   
Sería el color azul y ese olor a frescura de mar lo que provocó aquel doble enamoramiento. La Luna endandilada se sujetó perenne y para siemnpre a la Tierra. Y el Sol la prendió desposándola de su órbita para las siguientes eternidades.

   El Sol y la Luna pactaron solidarios compartir su amor por aquel otro cuerpo celeste. Navegando juntos de un horizonte a otro, medio día tendría la Luna para visitar a su amante y la otra mitad sería para el cortejo del Sol. Se concibió así el día y la noche.

   Repartiérdonse también en dos mitades el territorio que les correspondería. El Sol tomó el Norte, que pobló con sus hijas e hijos de ojos, piel y pelo claros amasados con sus rayos de luz. La Luna amamantó en el Sur, con su nocturno resplandor, preciosos seres morenos y negros. 

   Sol y Luna, Luna y Sol dispusieron entre ambos los medios para que sus dos mundos tuvieran con que sr. La Luna sacudiría los mares y así la pesca llegaría fácil a todos los pobladores. Cuando ellos enterraran las semillas bajo la tierra en noches de luna llena, Ella se encargaría de darles la mejor eclosión, para creer después altivas y sanas con el calor y energía que regalaría el Sol hasta el momento de la maduración y la cosecha. 

   Millones de días después ambos pueblos se encontraron y la armonía creada por el Sol y la Luna se quebró. De sus diferencias hicieron odio y discriminación. De los bienes que podían compartir hicieron dominación y expolio. De los lujos hicieron necesidades.




   Tristes y heridos la Luna y el Sol tomaron rumbos diferentes alrededor de la Tierra, perdiendo su mágica conexión. El tiempo, regular hasta entonces, cambió: los calores seextremaron, la lluvia escaseaba y los cultivos apenas despuntaban. El frío se intensificó helando los extremos del planeta estimado. Se concibió el invierno y el verano.
   
   Fue así hasta que dos habitantess de la Tierra, de cada uno de los Mundos enfrentados, ignoraron el miedo inculcado generación tras generación. Hija del Sol e hio de la Luna llevados por un amor nuevo fundieron sus cuerpos. En aquel abrazo explotaron luces, sonidos y perfumes insólitos, confundidos entre las sombras y la luz, porque en aquel instante el cielo presenció el primer eclipse astral. Y dicen -quienes cuentan esta leyenda- que así fue que nacieron los sentidos.JOSE MARÍA



OS INVITO AL PRÓXIMO MERCADILLO :

SABADO DIA 6 DE FEBRERO: ELVIRIA, MARBELLA, 

DOMINGO DIA 7 DE FEBRERO: ESTACIÓN DE CÁRTAMA


Bobalenecologico.es




Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line enondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     




viernes, 29 de enero de 2016


                                 AGRICULTOR ECOLÓGICO

     Puede ser por motivaciones personales como la satisfacción o la convicción profunda de estar cuidando la salud de la tierra y de las personas, o por la experiencia de haber
sufrido una intoxicación, o por plantearse que es posible producir, elaborar y vender alimentos sin contaminar, o por tomar conciencia de que se estaba entrando en un círculo vicioso de correr, dinero, estrés  y mi huerto y la agricultura ecológica me pausó...Pero en el fondo hay algo que prevalece, una certeza o como mínimo una alegría o un sentimiento de liberación, de que estás haciendo las cosas bien. Si los  agricultores son quienes están más en contacto en el entorno, en ellos se da una auténtica reflexión sobre la salud del todo el ecosistema y muchas veces también una reflexión sobre la equidad de las transacciones comerciales, quiero por ejemplo multiplicar y mejorar el contacto con la clientela, que no los considero como tales, sino ya como amigos,  como siempre lo habían hecho mi familia, por finales de los 70.

   Mi porque, de ser campesino y además ecológico es que pienso que la agricultura es la base de todo, es el sector primario y eso no significa que sea el más insignificante y prescindible, sino la base de la riqueza y la salud de cada país, y aparte me llama, mi legado cultural no cae en vacío y recojo el testigo de mis antepasados y si a eso le uno que pienso y me encuentro bien, pero que bastante bien, que realizo una buena labor ya que no enveneno el planeta y a los consumidores, y eso mismo te llena.

 
 Soy agricultor, he tenido ganado, he elaborado mis propios productos, y me reafirmo cada día en que es algo más que una profesión, es una forma de vida en la cual voy avanzando en el conocimiento de cómo cuidar el medio y la salud de todos a través de los alimentos, de por qué es importante volver a hermanar agricultura y ganadería, campo y ciudad, a tejer y crear sinergias entre personas, con paisajes armoniosos y un entorno rural próspero pero del que depende la salud de todos...

   El hecho de estar rodeado cada día de encinas, acebuches, chopos, olmos, fresnos, el águila calzada sobrevolando,  en contacto permanente con la naturaleza, donde no intentas transformarla, sino adaptarte a ella, esa brisa mañanera acompañado del rocío, te hace sentirte auténtico, parte de un todo y luego en cada cesta ecológica que confecciono, o en cada mercadillo ecológico, donde intento ofrecer y dar un poco de mi mismo y de las cosas realmente que me merecen la pena hace que mi labor, mi trabajo sea en vez de una profesión, sea una manera de vivir, por ello una de mis ilusiones ahora, es que cambie el mundo, desde mi pequeña parcelita, desde lo pequeñito, porque está abocado al desastre y estamos en la mentira más horrorosa. Un cambio de todos, del ser humano, yo el primero. Evolucionar, no involucionar....todo ello me hace ser AGRICULTOR ECOLÓGICO.JOSE MARIA

                   OS INVITO AL PRÓXIMO MERCADILLO ECOLÓGICO:

              DOMINGO DÍA 31 DE ENERO, BOULEVARD CALA DE MIJAS



Bobalenecologico.es





Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line enondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     

jueves, 28 de enero de 2016

                     
                             BARCELONA ECOLÓGICA EN 14 PISTAS
Barcelona ecológica
Siguiendo la estela de ciudades como Estocolmo, Copenhague, Vancouver o San Francisco, Barcelona se ha puesto las pilas en materia ecológica y sostenible. Aunque en la capital catalana se pueden encontrar iniciativas en este sentido con más de treinta años de historia, ha sido en el último lustro cuando no solo es posible, sino fácil, llevar una vida decididamente ecológica. El propio Ayuntamiento anunció hace unas semanas que tiene previsto triplicar los 140 kilómetros actuales de vías para bicicleta. Este incremento de la bici como forma habitual de moverse ha hecho proliferar también los locales bike friendly (biciamistosos), algunos incluso equipados con pequeños talleres para reparaciones urgentes. La web www.fixedlover.com localiza los bares y restaurantes amigos de la bicicleta.


JAVIER BELLOSO
Para comprar productos que responden al lema bo, net i just (bueno, limpio y justo), la asociación Slow Food Barcelona Vázquez Montalbán (barcelona.slowfood.es) ha puesto todo su empeño en dotar a la ciudad de un mercado estable —de momento, se celebra una vez al mes en la plaza de las Tres Chimeneas, en el barrio del Poble Sec—. También la recoleta plaza de Sant Agustí, en el barrio de La Ribera, acoge mensualmente el Mercat de Pagès, con productos de proximidad y agricultura ecológica. Y es que vivir en una Barcelona bio, eco y sostenible cada vez es más factible.

Moda orgánica y reciblable

Coshop (Banys nous, 6)



Coshop. / ALFREDO ARIAS
Más de 60 diseñadores de moda sostenible —producen en talleres sociales y con materia prima de origen orgánico o material reciclado— tienen en los tres locales de Coshop el perfecto escaparate y un espacio donde prima la colaboración y el intercambio. Premio a la mejor iniciativa empresarial comercial del año del Ayuntamiento de Barcelona. Tiene varias tiendas. La más bonita es la de Banys Nous, 6; las otras están en Tallers, 35, y en Sant Pere Més Baix, 42.

Tomates que saben a tomate

Ecobotiga (Asturias, 40)

Calles como la de Asturias, en el barrio de Gràcia, con ocho locales de comida ecológica y consumo sostenible en un tramo de no más de 200 metros, son el paradigma de la nueva Barcelona bio. Una de ellas es esta frutería donde se pueden adquirir productos recién recolectados y con garantía ecológica, que nos devuelven los sabores de antes, cuando los tomates sabían a tomate.


Olokuti. / ALFREDO ARIAS

Comercio eco, bio y justo

Olokuti (Asturas, 36-38)

Y seguimos en la calle Asturias. “Comercio eco, bio, justo”, es el lema de esta tienda en la que se puede encontrar todo lo necesario para vivir de forma sostenible y responsable con lo que nos rodea. No perderse el maravilloso jardín del fondo, perfecto para tomar un té en un entorno bellísimo en pleno centro de la ciudad.
932 37 88 86 y www.olokuti.com

Un pequeño colmado muy saludable



Be Organic. / ALFREDO ARIAS

Be OrgAnic (Carrer dels Corders, 9)

Este pequeño colmado como los de toda la vida, situado detrás del mercado de Santa Caterina, solo vende productos de cultivo y procedencia ecológica. Su propietaria, Isabel, abrió este pequeño comercio hace seis años con la intención de brindar al barrio la posibilidad de adquirir género biológico en la línea del movimiento de comida lenta o slow food.
931 80 44 77 y www.beorganicbarcelona.com


Herboristeria del rei. / ALFREDO ARIAS

Dos siglos de hierbas aromáticas

Herboristeria del Rei (Carrer del Vidre, 1 )

Lo ecológico y sano tiene como uno de sus referentes los tradicionales herbolarios. En Barcelona sigue activa esta herboristería de 1818 que conserva la decoración y los muebles casi bicentenarios. Antiguos proveedores de la Casa Real siguen hoy vendiendo hierbas aromáticas y medicinales, especias y productos bio. Un museo que sigue en activo junto a la plaza Reial.
933 18 05 12 y www.herboristeriadelrei.com

Diseño de Asia y de Escandinavia



Home from earth. / ALFREDO ARIAS

Home from earth (Hospital, 76 y Boqueria, 14)

La danesa Mette Aagård Jakobsen y el alemán Stephan Shafer se conocieron en Indonesia y decidieron impulsar un lugar de encuentro entre el diseño escandinavo y la cultura asiática. De ahí nacieron las dos tiendas que tienen en Barcelona y otra que pronto verá la luz en Berlín. Incluyen objetos de artistas y de artesanos locales que trabajan con criterios de sostenibilidad.
933 15 85 58

Multiespacio para la alimentación sana

Obbio (Muntaner, 177)



Obbio. / ALFREDO ARIAS
Esta tienda ecológica abrió hace cuatro años y se ha convertido en una referencia en Europa. Una idea de dos emprendedoras, Irina Costafreda y Elena Díaz, que entendieron la necesidad de crear un multiespacio donde encontrar mucho de todo: una frutería, una panadería, una cafetería y restaurante, un gran supermercado, una vinoteca, una zona de libros especializada en alimentación sana y ecológica, y un espacio para cursos y charlas.
931 59 39 69 y www.obbiofood.com

Guisos ricos para el menú del día

Bio Center (Pintor Fortuny, 23 )



Bio Center / ALFREDO ARIAS
Nada menos que 35 años lleva este restaurante ofreciendo menús elaborados con productos de proximidad, de cultivo ecológico, artesanales y que guisan a diario en su cocina. Su impulsora, Teresa do Carmo, ha pasado el relevo a sus hijas, Susana y Alice, que han sabido darle al restaurante frescura y modernidad. Una de sus especialidades, el seitán, que preparan ellas mismas, tiene legión de seguidores.

Harinas de espelta, Kamut y trigo sarraceno

Chef S (Aragón, 310)



Chef S / ALFREDO ARIAS
Para los que van escasos de tiempo o no son expertos cocineros, en este supermercado se pueden adquirir todos los ingredientes, junto con la receta del plato que nos apetezca, guardados en una bonita bolsa de papel. En Chef S “no compras comida, compras las recetas”, explica Montserrat Subirana, su fundadora. Otro de sus fuertes es el pan, elaborado en su obrador con harinas ecológicas de espelta, Kamut, centeno y trigo sarraceno.
935 31 36 96 y chef-s.es

La Tribu Woki de los alimentos frescos

Woki Organic Market (Asturias, 22)



Woki Organic Market. / ALFREDO ARIAS
La Tribu Woki no para de crecer, con un total de 13 establecimientos, restaurantes, bares de tapas y vermús súper orgánicos, y el de la calle de Asturias tiene un poco de todo. Justo en la entrada, un take away y una barra para tomar un buen zumo, un pastelito o un bocadillo ecológico; dentro, un gran supermercado con alimentos frescos y envasados, y en la planta superior, productos de bienestar y cosmética natural.

Del huerto propio al plato del cliente



Rasoterra. / ALFREDO ARIAS

RasoTerra (Calle Palau, 3)

Los italianos Danielle Rossi y Chiara Lombardi, impulsores del movimiento de comida lenta (slow food) en Barcelona, junto con el australiano John Wearne en la cocina, abrieron este encantador bistró vegetariano hace un par de años en el corazón de la ciudad. Poseen huerto propio en Sant Feliu de Llobregat, que les abastece gran parte de los productos y con el que han conseguido recuperar variedades autóctonas.
933 18 69 26 y www.rasoterra.cat

Pizzas con nombres de grandes ciclistas

Bicioci bike Bar Cafè (Venus, 1)



Fabrizio y Andrea, artífices de Bicioci. / ALFREDO ARIAS
Para bike lovers (amantes de la bici), Fabrizio y Andrea, ambos frikis de las bicicletas, decidieron montar este bar inspirándose en las tendencias de otras ciudades punteras en el uso de este medio de transporte. Facilitan el estacionamiento y ofrecen una carta cuyos platos llevan nombres de marcas de bicicletas, y las pizzas, de grandes ciclistas. Junto con su clientela, han montado un grupo que organiza salidas en bici.
934 58 20 44

La apuesta vegetal de Teresa Carles

Flax and Kale (Tallers, 74)



Flax and Kale. / ALFREDO ARIAS
 Desde la azotea de este restaurante con un huerto ecológico, la vida se ve de otra manera. Y si además te sirven un menú con superalimentos o un plato de cocina flexiteriana (que incluye pescado azul), el disfrute es total. En la entrada está el Teresa’s Juicery, donde se puede tomar un zumo multivitamínico hecho al momento con prensado en frío, y muy cerca queda el Teresa Carles (Jovellanos, 2), el primero de los restaurantes vegetarianos que abrió su alma mater, Teresa Carles, en Barcelona.
933 17 56 64 y www.teresacarles.com

Batidos turbo para recargar pilas

Mother (Joaquín Costa, 26)



Zumos de Mother. / ALFREDO ARIAS
¿Te apetece un concentrado de vitaminas? En este pequeño local del Raval producen una innovadora línea de alimentos vegetales, deliciosos y saludables mediante la técnica del cold pressed (prensado hidráulico en frío), de la que son pioneros. Zumos, batidos, milks, mantequillas, barritas de cereales, cosas para picar… Y los medicinals shots (chutes medicinales), una potente minirración de vitaminas y complementos.