SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

domingo, 2 de agosto de 2015

Un informe de EE.UU. confirma que los cultivos transgénicos ponen en peligro la agricultura ecológica.

Una encuesta realizada a agricultores ecológicos de Estados Unidos demuestra el fracaso de la denominada "coexistencia" entre los cultivos transgénicos y los ecológicos o convencionales. Su experiencia muestra que la prevención de riesgos y los efectos de la contaminación por transgénicos plantean una desventaja injusta. Una clara advertencia para España, único país de la UE que permite el cultivo de transgénicos a gran escala. La encuesta, realizada en EE.UU. por la organizaciones Food & Water Watch y OFARM, revela los costes extra a los que se ven sometidos los agricultores ecológicos, por la carga de trabajo adicional, el coste económico, el tiempo que conllevan las medidas preventivas para evitar la contaminación transgénica y las consecuencias cuando éstas se producen. Por ejemplo, las pérdidas de las medidas preventivas a las que están obligados los agricultores ecológicos en EE.UU. pueden llegar a suponer más de 6.000 euros anuales, entre zonas de barrera, retraso en la siembra, análisis y otras medidas. Además, el riesgo de contaminación es muy alto: un tercio de los encuestados había sufrido contaminación en su cosecha, con una pérdida media de más de 3.000 euros anuales.

De ellos, la mitad habían visto su cosecha rechazada varias veces. El abandono de cultivos en los que se han aprobado variedades transgénicas, o la tensión con los vecinos que cultivan estas variedades, son otras 
consecuencias que sufren los agricultores ecológicos en EE.UU.
 COAG, Ecologistas en acción, Amigos de la Tierra y Food & Water Europe denuncian que "agricultores y agricultoras del Estado Español se enfrentan a los mismos problemas. La misma situación de inseguridad y protección, con tan solo un cultivo transgénico autorizado, el maíz MON810. La aplicación de las medidas de protección y el coste de las mismas no debe recaer en los productores que han elegido no cultivar transgénicos. Además, estos cultivos no deben condicionar al resto de los productores que han optado por el modelo de agricultura social y familiar europeo".
También denuncian que la ganadería ecológica en el Estado Español está asimismo seriamente afectada por la presencia de transgénicos, "porque los operadores tienen que asumir importantes sobrecostes para garantizar la alimentación sin transgénicos de sus animales, debido a los numerosos casos de contaminación de piensos y cultivos".

Fuente: http://www.foodandwaterwatch.org/briefs/contaminacion-por-transgenicos


Rey de Antioxidantes: El Gazpacho Andaluz.

Comemos para recuperar fuerzas, mantener sano el organismo y crecer o frenar el envejecimiento. Pero, ¿cómo estar seguros de hacerlo bien? La mejor manera es observar el resultado en pueblos que llevan años haciéndolo sabiamente con recursos y medios similares a los nuestros. A los hábitos alimentarios mediterráneos algunos estudiosos les pusieron el nombre de Dieta Mediterránea, al comprobar que en esta zona la salud y la esperanza de vida es la mayor del mundo y que no dependía de un sólo alimento, ni de la herencia genética, sino de la forma de alimentarse a lo largo del año. Nos introduciremos en ella con este plato veraniego que ya en el S.VIII se preparaba en el cálido sur de la península, donde la cultura árabe de la huerta fue la base de una sabia medicina.



El gazpacho cumple con los requisitos de la dieta mediterránea, basada en una comida frugal, poco desnaturalizada, con ingredientes frescos, locales y de temporada. Se toma como ensalada líquida o sopa fría y se elabora a base de tomate crudo, del que poseemos abundancia de variedades locales, lo que nos asegura todavía más propiedades beneficiosas. A esto, se suma que en ecológico, todo el mundo sabe que gana en aroma y saber, no hay residuos de plaguicidas y ahora sabemos que nos aporta más nutrientes. Según un interesante estudio de la Universidad de Barcelona, los zumos de tomate ecológico tiene más compuestos fenólicos que los convencionales. Si ha madurado al sol, por eso interesa local y de temporada, aportará más beneficiosos antioxidantes, que son los que frenan el envejecimiento celular, más vitaminas, calcio, hierro y diversos carotenos con unas cualidades tan esenciales para el organismo que se recomienda especialmente a personas convalecientes de tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

Al tomate le acompaña en el gazpacho otro ingrediente perfecto: el aceite de oliva, joya de nuestra alimentación mediterránea por sus beneficios para la salud. Esencial que sea de calidad ecológica, virgen extra, su precio es totalmente asumible porque lo tenemos aquí mismo. Como cereal añadiremos un poco de pan puesto a remojo, lo trituramos y añadimos luego trocitos de pepino, de pimiento y si se requiere, ajo y sal, optativos como la albahaca o el cilantro, en una refrescante mezcla de sustancias protectoras.
El primero que se planteó que había una dieta protectora fue Ancel Keys, bioquímico que estudió las famosas "raciones K", para los soldados del ejército norteamericano en los años 50. Keys había observado que en el Viejo Continente no había enfermedades cardiovasculares, minetras que en EEUU estaban ya a la cabeza. Comprobó que había una forma diferente de comer y la definió como Dieta Mediterránea, gran variedad de hortalizas y verduras frescas a lo largo del año, frutas, hierbas silvestres, frutos secos, legumbres, cereales, algo de carne de la granja, pescado y frutos del mar. Las grasas procedían del aceite de oliva y no había excesivo consumo de azúcar. En los años 80 nuevos estudios demostraron  lo acertado de esta dieta y cuantificaron cómo personas que habían sobrevivido a un infarto de miocardio se recuperaban antes y mejor cuando la seguían. Al abandonarla, aceites de baja calidad, comida precocinada, poca fibra y verdura, bebidas edulcoradas... están aumentando las enfermedades que antes evitaba. Esto se suma a las carencias y los tóxicos de los alimentos convencionales. Un colectivo como el de los vegetarianos, que pone especial cuidado en su salud, son precisamente los que más se exponen si su comida no es ecológica, además de que ya no pueden tomar las frutas con su piel ni cereales no refinados porque en la piel y en la envoltura de los cereales se concentran los plaguicidas, y ven reducidas las virtudes de los alimentos, especialmente si no son de temporada, característica de la Dieta Mediterránea.
Recuperémosla tomando este verano un gazpacho de ingredientes ecológicos, locales y de temporada. Será agradable y revitalizante sin resultar caro ni para nuestra economía ni para el planeta.




jueves, 30 de julio de 2015

Próximo mercadillo Sábado 1 de Agosto en Elviria (Marbella)


Resultado de imagen de mujer enjaulada  De bien jovencita llegó a los almacenes. Comparte su lugar de trabajo, un cuchitril, con otras diez compañeras. Ni moverse casi pueden. Como dicen, "les cortan el pico" para que ni de las conversaciones puedan disfrutar. Su jornada laboral no contempla ningún descanso y está prohibido faltar un solo día al trabajo. Apenas conocen el Sol. Las lámparas que nunca se apagan son sus astros: astros de día y astros de noche. Es mucho el calor que pasan, corre muy poco aire fresco y por eso muchas enferman. Si no entregan los huevos previstos cada día serán descartadas, y claro, muchas padecen stress. Para ellas, la edad es un inconveniente, cuando su productividad baja el negocio exige su sacrificio. Todo este esfuerzo para recibir a cambio su alimentación: rancho hoy, rancho mañana y siempre rancho repetido y aburrido. Trabajan en condiciones inhumanas, son gallinas. Gallinas hembras. Gallinas ponedoras.



Trabajan en un compartimento tan estrecho que ni darse la vuelta puede. Si lo intenta, se golpea con las vallas y se hiere. Si no lo intenta, los músculos se le atrofian. Su rol, reproducirse a máxima velocidad. Su jornada laboral no contempla ningún descanso y está prohibido faltar un solo día al trabajo. Apenas conocen el Sol. Las lámparas que nunca se apagan son sus astros de día y de noche. Es mucho el calor que pasan, corre muy poco aire fresco y por eso padecen enfermedades pulmonares y otros problemas respiratorios muy contagiosos. Verdaderas pestes. Pestes porcinas. Para ellas la edad es un inconveniente, cuando su fecundidad baja el negocio exige su sacrificio. Trabajan en condiciones inhumanas, son cerdas. Cerdos hembras. Cerdas reproductivas.

   La ganadería industrial en su búsqueda del máximo beneficio económico ha adoptado valores de dominación del ser que se siente superior, de violencia en el trato desde el que se cree fuerte, de opresión, etc.

   En realidad, como habrás observado, adoptando valores muy similares a nuestra forma de relacionarnos entre seres humanos y que mantienen las desigualdades entre hombres y mujeres. Vivimos bajo unas reglas establecidas, el patriarcado, que se asientan en la opresión sobre las mujeres y sobre la (mujer) Naturaleza, de las que espera: producción y reproducción.

  Todo ello me hace pensar...que el ser humano, hechizado por sus cinco sentidos, se apartó de las leyes de la naturaleza para imponer las suyas propias. Con la vista cree sólo en lo que es visible y con el tacto palpa sólo lo que es materia. El oído lo cierra a músicas silenciosas y el olfato se nos atrofió en la evolución. Poco sabemos de intuiciones. Sólo nos la da la naturaleza. Y de las vidas hacemos un sinsentido y en muchas ocasiones cruel hacia los que nos rodea.

                 ¡ OS ESPERO ESTE FIN DE SEMANA EN UN ÚNICO MERCADILLO!:
                                                 AL QUE ASISTO

                             SÁBADO DÍA 1 DE AGOSTO, ELVIRIA, MARBELLA
                           
Y PARA INFORMAROS UN POCO MÁS SOBRE "BOBALÉN ECOLÓGICO" PODEIS SEGUIR MI BLOG:
                   
                                bobalenecologico.blogspot.com

   PARA REALIZAR PEDIDOS A DOMICILIO PODEIS VISITAR MI WEB:

                                        www.bobalenecologico.es      

Y PARA SEGUIR ACOMPAÑÁNDONOS A TRAVÉS DE LA RADIO OYÉNOS EN                        
                                          OndaceroMarbella(97.4)
                                   Todos los martes de 12,30 13,30  
                                  en el programa  "Destripaterrones"


Un saludo: José María.

jueves, 21 de mayo de 2015

LA CABAÑA.



Se levantó al amanecer para evitar el calor y fué acumulando troncos de madera a pié del árbol preferido de José María, al ladito de su arroyo. Mientras lo transportaba sonreía imaginando la sorpresa que se llevaría su niño al descubrir la fortaleza que su padre había construido sólo para él. No estaba seguro de si sería la cabaña más grande ni la más bonita, sólo le preocupaba que fuese la más fuerte y estable de todas para proteger a su gran aventurero. Poco a poco, tras varios días de trabajo, aquellos troncos fueron tomando forma y por fin estuvo acabada antes del 4 de Mayo. De pronto, al contemplar su obra, su semblante cambió, pensando que quizás su gran aventurero podría sentirse decepcionado con su regalo, el regalo de su 5º cumpleaños. No era un videojuego, ni una bicicleta nueva, ni un coche tele dirigido... y dudó si había sido una buena idea. Por fin llegó el día y cuando tan sólo hacía una hora que "su amigo Lorenzo" (como él lo llamaba) había salido, oyó unos piececillos corriendo inquietos hasta su cama, ansioso por recibir su regalo de cumpleaños. Ver su cara de felicidad fué una inyección de energía para aquel hombre y a pesar de que aún era muy temprano pegó un salto de la cama, se vistieron y calzaron rápidamente y José María fué en el mejor medio de transporte, a hombros de su padre, hacia el arroyo. Cuando el niño alzó la vista hacia el cielo y descubrió aquella cabaña imperfecta pero llena de cariño, no pudo evitar aplaudir y pegar brincos nerviosos y luego abrazar a su padre con una fuerza impropia de un niño de cinco años pero con esa espontaneidad y sinceridad tan maravillosa de los más pequeños. Sin duda la cabaña se convirtió en el mejor de los regalos. Fué un regalo mágico, ya que podía convertirse en un lugar secreto para estar a solas, en un barco pirata lleno de aventuras entre "buenos" y "malos", en una cueva con una lámpara maravillosa algunos días y un tesoro en otras ocasiones o una casa en la que jugar a las cocinitas. En definitiva, en el lugar ideal para soñar.




Os epero en mi puesto de "Bobalén Ecólogico" este fin de semana en un único día:

Sábado 23 de Mayo en el Parque Huelín (Málaga)

Feliz Fin de Semana. Saludos: José María.

jueves, 7 de mayo de 2015

Postres de antaño...


 

La recuerdo llegando del trabajo y poniéndose a arreglar las cosas de la casa. Con ropa de una habitación a otra, tendiendo, planchando y entrando y saliendo de la cocina, donde demostraba su sentido de la organización y del ahorro. Como con su yogurtera. No era eléctrica, simplemente un recipiente grande que podía taparse bien y donde cabían nueve vasitos alargados de plástico. Su pequeña fábrica de hacer yogures para la familia (su yogurtera), se puso en marcha comprando uno en el colmado de la esquina que mezcló con leche, rellenando a continuación los 9 vasitos. Una vez colocados dentro del recipiente rellenaba éste de agua caliente, lo tapaba y lo envolvía con trapos para mantener el calor. A la mañana siguiente ya teníamos los yogures cuajados. Mi madre reservaba uno de ellos y así podía continuar su producción infinita.                                                                                               
 




 Otros días teníamos de postre algo muy exquisito, bueno, a mi me gustaban mucho. El pan atrasado que guardaba de días anteriores lo cortaba en finas rebanadas y las remojaba en leche, para freírlas en la sartén rebozadas en huevo. Las servía espolvoreadas con azúcar y canela y así degustábamos nuestro postre, las torrijas.                                                                           
                                                    


Seguro que en muchas casas se siguen haciendo postres como estos y otros parecidos, nacidos de antiguas sabidurías del reciclaje y la dedicación. Pero seguro también que la omnipresencia de los supermercados (distribuidores oficiales de las empresas de la transformación alimentaria como Danone, Panrico o Nestle, con sus yogures, bollería o natillas) han desplazado estas recetas. Y después llega el olvido, y se nos olvidan, casi para siempre.

¡Los mismos conocimientos que las mujeres del campo han acumulado y aplicado para la producción de alimentos! Los huertos domésticos que las mujeres mantienen son, muchas veces, verdaderos laboratorios experimentales informales, como por ejemplo en la India, donde las mujeres utilizan 150 especies diferentes de plantas para la alimentación humana y animal y para el cuidado de la salud.
Pero de la misma manera que con las prácticas culinarias, la globalización neoliberal llegó para uniformar y desplazar los conocimientos campesinos. La agricultura de la autonomía y la diversidad, la que camina en cooperación con la Naturaleza, la que es espacio colectivo y femenino, la que ha sabido alimentar al mundo durante milenios, está siendo sustituida por la agricultura de máquinas que explotan la Naturaleza, que quieren dominarla, y para ello la envenenan, maltratan y reducen a simples e inmensos monocultivos. Y estos, reflejados como en un espejo, se nos muestran en los mercados con una monótona y pobre oferta de verduras y otros alimentos. Una agricultura para dominar a nuestra Madre.




Este fin de semana el Mercadillo Ecológico será en los siguientes lugares:
·         Sábado en Paseo Reding ( Málaga)
·         Domingo en Las Lagunas (Mijas) entre la Casa de la Cultura y el Centro de Salud

Os espero encantado: José María “Bobalén Ecológico”

        Me podeis seguir en www.bobalenecologico.es
                                        bobalenecologico.blogspot.es

Y todos los martes de 12:30 a 13:30 en Onda Cero Marbella (97.4) programa “destripaterrones”




jueves, 30 de abril de 2015

Poemas para el campo

La poesía es un misterio que nos ayuda a tocarnos por dentro. En ese reconocimiento hay un silencio de interior, una memoria a media luz, una revelación. La naturaleza lo envuelve todo (somos naturaleza), la poesía es su declaración y el poeta un médium. Éste abre su escucha, se impregna y construye una casa de palabras y acentos, levanta el poema como si fuera un árbol, pero el poema ya vivía, ahora nos emociona.
El verso es un alimento, un parabién que nos ayuda a descender y a subir por las escaleras que dan a nuestro espejo, a la raíz del mundo. Llegar al silencio del que emana es algo primordial para nuestra mejora, para la esencia y humanidad de un desarrollo (rural) que no solo piense en términos de materia y mercado, de codazo, tristeza y codicia.
El poeta Jesús Aguado dice que "la poesía también ara los campos y fertiliza el alma".
             BEATUS ILLE                                                               
Feliz, el que alejado de negocios,
como en remoto tiempo los mortales,
paternos campos con sus bueyes ara
y no rinde a la usura vasallaje
ni le despiertan los clarines bélicos
ni teme airados mares,
y evital igual del Foro
las intrigas
que del rico soberbio los umbrales.
Ya de la vid los vástagos crecidos
enlaza al tronco de los altos árboles
viendo vagar sus vacas mugidoras
por el angosto valle,
y corta con la hoz ramas estériles
e injerta las viñas
o esquila la mansa oveja o guarda en ánforas
las mieles que exprimió de sus panales.
                                                  HORACIO
EL MUNDO CHICO
Las nuebes pie en tierra
tocan con sus nudillos
el cristal de las ventanas.                                                                  
Al otro lado del mundo,
la calma,
el lento paso de la quietud
como una carga de leña
a lomos de la yegua guía
que cruza el puente de la noche.
En los establos,
en los vencidos pesebres,
mastican las vacas el grano
de la pastura
y alguien enciende
la mecha de un sueño.
Hoy la vida está junto al fuego
y a los acordes tenues del agua.
Solo en los días
primerizos de lluvia,
los corazones laten contra tristeza,
y las manos de una madre
baten, generosas, gachas de leche,
pan frito y miel.
                        ANTONIO VIÑAS
DISCURSO DE ENTRADA A LA REAL ACADEMIA, 1975 (EXTRACT0)
    "La ciudad uniforma cuanto toca; el hombre enajena
en ella sus perfiles característicos. La gran ciudad es la
excrecencia y, a la vez, el símbolo del actual progreso.
    "De aquí que el Isidoro, protagonista de mi libro
Viejas historias de Castilla la Vieja, la rechace y exalte la
aldea como último reducto del individualismo: Isidoro
decía: "Pero lo curioso-dice-es que allá, en América
no me mortificaba tener un pueblo y hasta deseaba que
cualquiera me preguntase algo para decirle: "Allá en mi
pueblo, al cerdo lo matan así o asá" O bien: "Allá en mi
pueblo, la tierra y el agua son tan calcáreas que los pollos
se asfixian dentro del huevo sin llegar a romper el cascarón".
Y empecé a darme cuenta entonces de que ser del pueblo
era un don de Dios y que ser de ciudad era un poco
como ser inclusero, y que los tesos y el nido de la
cigüeña y los chopos y el riachuelo y el soto eran siempre
los mismos, mientras las pilas de ladrillos y los bloques de
cemento y las montañas de piedra de la ciudad cambiaban
cada día y, con los años, no quedaba allí un sólo testigo del
nacimiento de uno, porque mientras el pueblo permanecía,
la ciudad se desintegraba por aquello del progreso y
las perspectivas de futuro...
...porque si la aventura del progreso, tal como hasta
el día de hoy la hemos entendido, ha de traducirse inexo-
rablemente, en un aumento de la violencia y la incomuni-
cación, de la autocracia y la desconfianza, de la injusticia y
la prostitución de la Naturaleza, del sentimiento competi-
tivo y del refinamiento de la tortura, de la explotación del
hombre por el hombre y la exaltación del dinero, en ese
caso, yo, gritaría ahora mismo, con el protagonista de una
conocida canción americana:¡Que paren la tierra, quiero
apearme!
                                                                MIGUEL DELIBES
Os espero este fin de semana en los siguientes mercados:
Sábado 2 de Mayo en Elviria, Marbella
Domingo 3 de Mayo en Estación de Cártama.
En "Bobalén Ecológico"
Saludos: José María.                         

jueves, 23 de abril de 2015

Personas: hombres y mujeres,Campesinos: hombres y mujeres.

           Esta mañana, mientras me dirigía a mi huerto al amanecer, contemplaba una estampa muy usual en mi día a día y quizás sorprendente a los ojos de muchos.
 La imagen que veo todas las mañanas hoy merecía ser observada con otros ojos, con ojos de admiración. Allí estaba ella, mi vecina Antonia, celebrando su 65 cumpleaños a pié de campo, con la humildad que le caracteriza y su fortaleza. Hoy me ha parecido poco saludarla desde el camino con mi mano, hoy se merecía un beso de feliz cumpleaños y un abrazo para esta mujer tan maravillosa, tan luchadora. Luego he seguido mi camino hacia mi huerta, he recolectado para mis cestas y me he parado a pensar sobre su historia y sobre el papel de la mujer campesina. En teoría todas las personas tenemos los mismos derechos para todos, independientemente de la raza, el sexo, la religión o la condición social pero luego en la práctica todo es muy distinto. La mujer, por ser mujer, se encuentra ante una realidad discriminatoria que prima al hombre frente a la mujer, a lo masculino frente a lo femenino, a lo productivo frente a lo reproductivo. El campesinado, por su ubicación en la escala social, por su condición de proveedor de alimentos, también se encuentra bajo este modelo capitalista, que prima lo industrial sobre lo rural, la ciudad frente al campo, la velocidad frente al sosiego. Hombres y mujeres por tanto que son discriminados, invisibilizados en el conjunto de la cadena agroalimentaria y en el conjunto de la sociedad.
 Pero si los hombres campesinos son discriminados e invisibilizados, las mujeres campesinas lo son doblemente: por ser campesinas y por ser mujeres.

Resultado de imagen de mujer rural en andalucia.  Resultado de imagen de mujer rural en andalucia








  


En la actualidad, mas de mil millones de personas pasan hambre en el mundo mientras las grandes extensiones dedicadas al monocultivo, con el único fin de obtener mercancias baratas que aseguren una acumulación de capital sin precedentes por parte de las grandes empresas. 

Las mujeres de todas las partes del mundo son expulsadas por un modelo de producción de alimentos industrializados, responsable de la destrucción de la agricultura familiar. Los pueblos no tienen ninguna capacidad para decidir lo que quieren comer y en muchas partes del mundo ni siquiera pueden concebir pilíticas agrarias que les garantice el hecho de alimentar a su población.

 La mayoría de las personas que asisten a los mercados locales y ferias siguen siendo mujeres, por ello son también las principales afectadas por el proceso generalizado de eliminación de estos espacios y su sustitución por grandes superficies, así como por la expulsión de nuestros productos de los mercados, ayudándose de herramientas como una legislación hecha a medida de las industrias, con normas incumplibles por parte del pequeño campesinado.


La alimentación se convierte en una gran posibilidad de negocio a escala mundial y la consecución y alimentos producidos con el menor coste posible se convierte en un objetivo fundamental.

Las mujeres son, una vez más, uno de los sectores de la población con más dificultades para acceder a rescursos básicos para poder producir alimentos como la tierra, el agua, el crédito, las semillas o la energía. Por ello, la pobreza y el hambre tienen en muchos casos rosotro de mujer campesina. Y muy a mi pesar, en el caso de las mujeres agriculturas, el trabajo agrario se invisibiliza al ser considerado parte del trabajo doméstico en el caso de la agricultura familiar. Ojalá algún día se consiga un modelo de agricultura campesina con otros valores de respeto a la tierra, un modelo de agricultura que dé de comer al mundo, pero que no se coma al mundo, un modelo que represente a hombres y mujeres y que no exista Soberanía Alimentaria sin mujeres como mi vecina Antonia.Resultado de imagen de mujer rural en andalucia


Os invito y espero en el puesto de Bobalén Ecológico este fin de semana con lo mejor de mi huerta:

Sábado en Parque de Huelín (Málaga)


Domingo en el Boulevard de la Cala de Mijas

Saludos: José María.



viernes, 17 de abril de 2015



Resultado de imagen de pueblo abandonado

    El pequeño poblado abandonado que se muestra antes mis ojos y la huerta hacen que  se presente ante mí,  de nuevo la niñez: Antes los pueblos estuvieron integrados con su entorno. Las personas se adaptaban a los ritmos que la tierra marcaba en un proceso de coevolución, enlazando del creer-saber-conocer y la praxis, que permitía su subsistencia, sin comprometer la conservación de la naturaleza ni a las generaciones que la habitarían en un futuro. 

   Aún recuerdo muchos abuelos de amigos de la infancia, familias campesinas paulatinamente comienzan a emigrar del campo hacia las urbes para trabajar en las industrias y fábricas que empiezan a crecer y demandar mano de obra. Las nuevas generaciones nacen en las ciudades, con otros valores, preocupaciones y sueños con ello los saberes campesinos quedan relegados por la industrialización, se deslegitima así la tradición e identidad de los pueblos, tachándolos de antiguos y atrasados. Convivir con la naturaleza, se vuelve algo remoto. Se vuelve cierto el refrán que dice: "Ve más a un abuelo sentado, que su nieto de pie". Quedan atrás las generaciones de abuelos y abuelas que coeevolucionaron con la naturaleza de su ecosistema, lo domesticaron, roturando sus campos, guardando y compartiendo las semillas autóctonas, enlazando creer-saber-conocer, una praxis singular, integrando prácticas culturales y conocimientos ecológicos. Una espiral de conocimiento tradicional, que de generación en generación se iba renovando y trasmitiendo mediante la memoria oral. Este saber campesino, tan frágil y silencioso, comienza a evaporarse por segundos, quedando relegado por el saber científico convencional, el de la llamada "ciencia Moderna"

   Echo de menos esa memoria cultural rural, una ciencia con conciencia, una ciencia que dialoga y que refuerza el poder social, la convivencia entre pueblos y ciudades y entre las diferentes instancias sociales. En cada mercadillo ecológico usted y yo rememoramos los sabores antiguos, usted me pregunta y contesto y yo le pregunto y usted me indica...

   Esta memoria nos acerca a nuestras raíces y saberes ancestrales, vislumbrándose como uno de los lazos posibles que nos una, que establezca una red donde todos aprendamos. ¿Quién no tiene raíces en algún pueblo de nuestro país? o de otro país. El enlace entre identidad y memoria, es una dimensión de análisis que lleva a pensarnos y preguntarnos de dónde venimos (nuestras raíces), porqué somos como somos (nuestro presente) y, más aún, qué queremos para el futuro (proyecto de vida). Nuestra memoria aviva recuerdos y recordar viene del latín re-cordis, es decir: volver a pasar por el corazón.


Resultado de imagen de casa de campo con huerto   Hoy todavía recuerdo este pueblo abandonado por sus gentes y emigrados a la ciudad, donde todo seguían la lógica de la agricultura ecológica, de la permacultura, es decir: en los pueblos, las casas disponían de pequeños huertos colindantes, algún frutal caprichoso que aportaría sombra donde cobijarse y descansar. También la vivienda contaba con su pequeño corral donde criar los animales menores: un par de gallinas para abastecerse de huevos; una cabra popularmente conocida como la "vaca de los pobres", para garantizar la leche de los niños, un cerdo para hacer matanza, conejos y pollos para los días de fiestas...Comer carne en muchos casos era algo excepcional, y si había una mujer embarazada o enferma se le daba prioridad para que pudiera comerla.


   Hoy estamos alejado de esa realidad ancestral y se nos presenta que vivir la ruralidad por nosotros mismos o nuestros hijos, pasa por alguna lección en el colegio en la asignatura naturales, bien una visita en vacaciones a una granja-escuela o la visita a una casa rural en un pueblo de montaña...

Resultado de imagen de mercadillo ecologico  Cada mercadillo ecológico,  que cada jueves le invito, aparte de los productos que puedes obtener de agricultores ecológicos, locales  también es un intercambio cultural, un proceso educativo donde todos aprendemos, que transciende de las dicotomías sabio-ignorante, cientifico-popular y se orienta también hacia la construcción de conocimientos por ambas partes, la suya y la mía.

   Cuando abordo el camino hacia la recuperación de valores y conocimientos tradicionales, está claro que parto de un pasado que ya no se puede cambiar. También está claro que hay muchas cosas del pasado que añoro y considero dignas de tener un lugar de honor en el mundo agrario que quiero construir. Igualmente hay cosas del pasado que han pervivido y a las que quiero dar mi cariño y cuidados para que sigan presente en el futuro. La cercanía de la tierra y los conocimientos de los recursos que de ella emanan y la cercanía en el trato con las personas, son dos ejemplos que me vienen a la mente. No obstante, tras una lectura del pasado también está muy claro que hay elementos de los que se pueden llamar "tradicional" que no son de recibo y que no quiero que perduren: la situación psicológica y socio-económica de muchas mujeres en el campo, la dureza física extrema de muchas labores y condiones de vida o el reparto desigual del acceso a los recursos del campo en muchos lugares, por ejemplo...

   Hoy de nuevo os invito este próximo fín de semana a los mercadillos ecológicos, donde seguiremos aprendiendo uno del otro y donde ese binomio hace que gracias a usted, la lucha por la dignidad de la gente del campo como yo, se activa, se despierta, se reconstruye y agudiza una ruralidad una identidad propia, que gracias a usted me siento orgulloso...gracias y nos vemos este fin de semana en:


  SABADO DÍA 18 DE ABRIL: NUEVA ANDALUCIA (C/SIRIO)
  DOMINGO DÍA 19 DE ABRIL: ARROYO DE LA MIEL (PLAZA PUEBLOSOL)