SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

lunes, 10 de abril de 2017

   En época de fuerte tradición religiosa en “Semana santa”, aquí en la zona de Pizarra, en toda la zona del Guadalhorce,  no se comía  carne, algo que también se extendía a  todos los viernes del año. Fruto de esa prohibición surgieron en el recetario popular recetas impresionantes que a día de hoy seguimos manteniendo por lo deliciosas que están, manteniendo las  tradiciones también en la cocina.
El potaje de vigilia aúna  ingredientes  muy fáciles de conseguir, las espinacas, el bacalao y los garbanzos. Todo ello bien guisado constituye un plato exquisito que te invito a hacer en casa. Te aseguro que aunque en tu casa no sean muy amigos del pescado, este potaje les encantará.

Ingredientes
  • 650 g de garbanzos cocidos o 250 g de garbanzos crudos
  • 300 g de espinacas frescas
  • 500 g de bacalao desalado
  • ¼ de pimiento rojo o verde
  • 400 ml de caldo de verduras o pescado.
  • 2 tomates medianos.
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 4 huevos cocidos (mejor ECO o de aldea)
  • Pimentón de la Vera.
  • Sal y pimienta negra de molinillo.
  • Aceite de oliva
Instrucciones
  1. Receta con garbanzos crudos
  2. Se ponen los garbanzos a remojo de víspera en agua abundante.
  3. Al día siguiente se escurren, se ponen en una olla, se cubren con agua tibia, se añade una pizca de sal, un chorrito de aceite y se ponen a cocer en olla a presión durante 20 minutos. Se escurren y se reservan.
  4. Con garbanzos cocidos
  5. Se vuelcan los garbanzos en un escurridor y se lavan bien debajo del grifo hasta que estén limpios del agua en el que vienen conservados. Reservar.
  6. Cocemos los huevos en abundante agua con un chorrito de vinagre entre 12 y 13 minutos. Pelamos y reservamos
  7. Cortamos el bacalao en pequeños trozos desechando las espinas.Reservamos.
  8. Lavamos y escurrimos las espinacas. Reservamos.
  9. Se ponen 5 cucharadas de aceite de oliva en una olla al fuego.
  10. Picamos la cebolla, las zanhaorias y el pimiento y lo añadimos a la olla, sofreímos.
  11. Agregamos el 
  12. Cortamos el bacalao en pequeños trozos desechando las espinas.Reservamos.
  13. Lavamos y escurrimos las espinacas. Reservamos.
  14. Se ponen 5 cucharadas de aceite de oliva en una olla al fuego.
  15. Picamos la cebolla, las zanhaorias y el pimiento y lo añadimos a la olla, sofreímos.
  16. Agregamos el puerro y los dientes de ajo picaditos. Salpimentamos.
  17. puerro y los dientes de ajo picaditos. Salpimentamos.
  18. Pasamos el conjunto por el pasapuré y lo devolvemos a la olla. Probamos para ver como va de sal.
  19. Dejamos la olla a fuego medio y cuando recupere el hervor añadimos las espinacas, dejamos 2-3 minutos y agregamos el bacalao en trozos y continuamos la cocción durante 4 minutos más, e incorporamos los garbanzos, integramos sin revolver, mezclamos moviendo la olla con movimiento de vaivén, así evitaremos romper el bacalao.
  20. Cuando la olla vuelva a tomar hervor, apagamos el fuego, probamos por si fuese necesario añadir sal.
  21. Emplatamos con un huevo cortado en cuartos sobre la superficie de cada plato y un hilo de aceite de oliva.
  22. Servimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario